Uso lúdico de la marihuana

SOLO PARA QUE TE ENTERES

Blanca Nieves Palacios Barreda*

Cuando escribí un artículo en el que propongo que, «se reduzca el número de Diputados y que tanto estos, como los senadores sean cargos honoríficos», muchos de quienes dieron lectura al artículo en mención, manifestaron su acuerdo, pero una persona, me escribió diciendo: «estás soñando Blanca».

Y sí, suelo soñar con un mundo mejor para todos, pero lo que nunca imaginé ni en sueños, es que llegaría el momento en que veríamos como los senadores y diputados, nuestros representantes populares, aprobaran el uso lúdico, recreativo e idiotizador, por sus efectos y consecuencias, de la marihuana.

Si esta iniciativa, propuesta por el Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), legalizada ya, por el Senado de la República, el día 19 de noviembre de 2020, y calificada como un hecho, «histórico», hubiese sido legalizada para uso medicinal y científico, seguramente todos los ciudadanos, o la mayoría, estuviéramos de acuerdo; no es así, por las enormes desgracias que hoy por hoy se padece en esta degradada sociedad en la que impera, la violencia, las masacres y los más horripilantes crímenes, y que quienes tienen en esta situación a la ciudadanía, iniciaron fumando sus, «inocentes churritos», para tras hacerse adictos, brincar a utilizar otro enervantes, más tóxicos, más adictivos y peligrosos, que han costado muchas vidas, tal cual ocurre con el alcohol.

Escuchar las argumentaciones de flamantes senadores para convencer a sus homólogos de la aprobación de esta iniciativa, realmente desalienta, y nos deja ver qué tipo de personas ocupan esos puestos, devengando salarios y prestaciones que son la envidia de millones de trabajadores mexicanos.

Dijo la senadora Patricia Mercado: «nos ha costado un siglo entender que la prohibición no es el camino»; al parecer para esta política de oficio, no fue suficiente un siglo para educar y concientizar a los mexicanos del peligro que resulta tal adicción; el senador Emilio Álvarez Icaza, jolgorioso dijo: «finalmente llegó la hora de un tema vital para el desarrollo del país», ¡hágame usted el favor!, con esta visión, no es de dudarse que pronto se legalizara el consumo de la cocaína y heroína, para uso lúdico y recreativo.

Por su parte la senadora Jesusa Rodríguez, quien se autocalifica como: «marihuana de tiempo completo» y, citando a dos grandes poetas dijo: «Sor Juana Inés de la Cruz, alzaba la voz de continente a continente que mágica infusión de los indios herbolarios entre mis letras el hechizo derramaron y Antonín Antón, yo no quería entrar al peyote sino salir de un mundo falso»; agregaría la senadora,  -palabras más, palabras menos- que hemos vivido en un mundo falso, de simulación e hipocresía, dañando al erario.

La senadora Jesusa, seguramente está padeciendo los efectos de la marihuana, porque, precisamente está en ese falso mundo de la política como senadora, dañando al erario, lo mismo que sus colegas, siendo ella y su esposa, magníficas dramaturgas y directoras de teatro.

En esta iniciativa ya legalizada, que pasará para su aprobación a la Cámara de Diputados para el mismo efecto y que sin duda tendrá, se contempla la creación de un Instituto Mexicano para la Regulación y Control de la Marihuana y estará… desconcentrada de la Secretaría de Salud.

En cuanto se dio a conocer el resultado de la votación para esta legalización que fue: 82 a favor, 18 en contra y siete abstenciones, el ex presidente Vicente Fox, aplaudió la aprobación y, las millonarias industrias canadienses, Canopy Growth, The Green Organic Dutchman, así como la californiana, Medical Marijuana, declararon estar «ansiosas por acceder a México».

Si todo ese tiempo, esfuerzo y dinero, que invirtieron nuestros, «honorables» e «inteligentes» senadores y diputados, lo hubieran invertido en buscar e implementar programas de rescate a los que han caído en esas adicciones y andan deambulando por las calles, a grandes campañas de educación y prevención contra la marihuana y otros enervantes y, a implementar una verdadero apoyo de lucha contra los cárteles de la droga, sin duda tendrían nuestro respeto y admiración, además de un país, con mayor seguridad y mejor salud pública.

Ante esto, no es moralismo lo que surge entre muchas familias, sino una verdadera preocupación, porque han sufrido al ver a muchos de sus familiares caer en la drogadicción y subsecuentemente, ser parte de los cárteles de la delincuencia organizada y, no es argumento válido, que se señale en esa iniciativa que, solo será permitida: la posesión, cultivo, comercialización a personas mayores de 18 años de edad, cuando vemos que niños de 15, 12 y hasta 10 años de edad, ya son adictos a la marihuana, o andan con sus bolsas de plástico inhalando Resistol, al no tener para comprarse su “churrito”  de marihuana o la llamada “piedra” que inhalan en un foco.

Qué investigación seria y a profundidad, hicieron diputados y senadores en su calidad de “representantes populares”, entre la ciudadanía, entre padres de familia, para tomar una decisión tan importante que, contribuirá en el destino de millones de jóvenes mexicanos, nos preguntamos; aunque al parecer muchos otros tienen ya la respuesta y declaran: a nadie se le obliga a que fue marihuana.

*es escritora y periodista

[email protected] 

Compartir en...
Compartir en...
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Categorías

Más noticias...

Radio en vivo

Todos los derechos reservados © 2021

Sitio creado por JADE-MK Servicios